VERGÜENZA

Llevo días dándole vueltas al tema, los dos últimos de mis post, se referían al paro y la difícil situación por la que algunos pasamos. Esto me hace daño, no me hace nada de bien, darle vueltas y había decidido, no volver a escribir al respecto, pero ayer en Madrid, me subí al metro y algo me removió del tal modo, que hoy no tengo más remedio que volver a insistir sobre ello.
Para los que conocéis Madrid, subí en Villaverde, en la línea tres, ya que iba a Plaza de España, solo unas estaciones, trayecto directo sin trasbordo ni nada.
Cuando el tren inició el trayecto, se acercó un joven, no tendría muchos más de treinta años, bien vestido, en las manos una caja de donuts, un brick de zumo pequeño y un botellín de agua, me sorprendió, al ser conocedor de la prohibición de vender en el metro, pero tampoco es la primera vez que lo veo, por lo cual en principio, anduve algo expectante.
Cuando el ruido en el interior del coche disminuyo, reclamó nuestra atención y comenzó a hablar, soltando más o menos este discurso.
Señores, perdonen les moleste, esto es muy incómodo para mí, pero en este momento no tengo muchas más opciones que pedir, llevo tres años sin trabajo, era autónomo, por lo cual no he tenido ningún tipo de prestaciones, tampoco he tenido la suerte de contar con ayuda de la familia, solo puedo continuar tirando con la ayuda generosa de todos ustedes, en el coche de al lado aún va la persona que me ha dado este zumo, en el anterior un joven me ha dado los donuts, otros me dan algunas monedas, es la única manera de ir tirando.
Yo agache la cabeza, en mi situación, podría ser yo el que ocupara su lugar, `podría ser yo el que me viera obligado a pedir o a robar; gracias a quien sea , tengo gente que se preocupa de mí, y lo cierto es que a pesar de mi complicada situación, la crisis tampoco me ha pillado con los riñones tan descubiertos, pero el miedo es libre y las ralladuras también.
Después de esto, tengo tendencia a ser mal pensado, sentí la necesidad de centrarme en el teléfono, de mirar cualquier cosa que me entretuviera, antes de dejarme llevar por su discurso o por mi propia vergüenza.
Señores, continuó, somos un pueblo que no nos meremos esto, tenemos unos gobernantes incapaces de sacarnos de esta situación, en parte ellos nos han sumido en ella y ahora pasan de nosotros, de muchos trabajadores en situaciones similares a la mía, pero claro, ellos incapaces de dar respuestas, tampoco han sido lo mínima honestos de renunciar a sus prebendas y privilegios.
Observé el entorno, el mensaje había calado y comenzó a recoger sus frutos, fueron muchos los que respondieron a este grito de desesperación, la gente se conmovió y el mensaje fue muy contundente, muy meditado, muy preparado.
Realmente, esto me puso contra las cuerdas, me removió nuevamente, tras mis dos post anteriores, me obligó una vez más a escribir, este tercer y último comentario.
Por naturaleza, soy muy mal pensado, me gusta analizar las cosas, darles tres vueltas más de lo necesario, hacerme algunas preguntas.
¿Será cierto lo que nos ha contado?, ¿ciertamente lo estará pasando tan mal?, ¿no será algo preparado? En algún momento me sonaba totalmente a mercadotecnia pura y dura, ¿no haría yo lo mismo en su lugar?
Si, lo reconozco, sentí vergüenza por que esto esté ocurriendo, siento vergüenza por pensar que nos pudiera estar engañando, siento vergüenza por formar parte de un país que escandalosamente olvida a su población más necesitada y sí, claro que sí, me avergüenzo de llevar décadas votando a partidos políticos, que se han dedicado en lugar de buscar soluciones a los problemas del pueblo, a crear una serie de privilegios para ellos y a amansar fortunas en algunos casos, (claro está) en el extranjero, para no tener que contribuir a la hacienda pública.

Anuncios

5 thoughts on “VERGÜENZA

  1. Triste y real. Dramáticamente real. Y vergonzoso. Por lo grotesco de vivir en un país “desarrollado” que más parece una república bananera que una democracia. Vergonzoso por la abnegación con la que consentimos lo que les estamos consintiendo a los que nos gobiernan.

    Me gusta

  2. Me produce absoluta tristeza vivir en un país donde muchos días cuando regreso a mi casa por la noche me encuentro una persona removiendo cada container que encuentro y, la que más me toca el alma, una señora de más de 80 años pidiendo a la puerta de su casa, muy avergonzada y azorada ella unas monedas para comprar una miserable barra de pan para alimentarse únicamente de pan con pan.
    Cuando le das esas monedas, te cuenta su situación como el chico del metro. Cobra una pensión no contributiva de menos de 300 euros porqué nunca trabajó ni se casó por hacerse cargo de sus padres y de un tío solterón toda su vida. Buena parte de la pensión se la llevan los gastos de su casa, con lo cual tiene dinero para comprar comida sólo los primeros días del mes y el resto del mes vive de la indigencia total y absoluta procurando no gastar además ni gas, ni agua, ni luz si no es necesario.
    Y ahora viene lo fuerte, no tiene a nadie en el mundo que la ayude y ha pedido ayudas a diversas administraciones que se le han negado porqué, formalmente ya es pensionista.
    Esta señoram que es cultivada intelectualmente, lee cada día la premsa local gratuita y te dice que no entiende, como no lo entendemos nadie, que nuestros dirigentes gasten miles de millones de euros en rescatar bancos (que son empresas privadas o se fotografien a diario y se den golpecitos en la espalda con corruptos confesos o se gasten millones de euros para organizar una sucesión real pero que a ella no puedan ingresarla en un centro de día donde le aseguren por lo menos una comida al día.
    Este es nuestro puto país, amigo Curro!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s